Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
Quién necesitan un transplante de riñon

¿Qué es el Transplante de Riñón?

El transplante de riñón es una operación mediante la cual se coloca en su cuerpo el riñón sano de otra persona. Por lo general, sus riñones se dejan, pero a veces también hay que extraerlos.

¿Quién necesita el transplante de riñón?

Si usted tiene Insuficiencia Renal en Estado Terminal o insuficiencia renal, necesitará diálisis o un transplante de riñón para recuperar la función renal perdida. La dieta de transplante es menos restrictiva que la dieta de diálisis. Además, muchos problemas médicos, tales como la anemia, la presión arterial alta, los problemas cardíacos y las lesiones nerviosas por lo general mejoran después de un transplante.

Si quiere saber si puede recibir un transplante de riñón, consulte a su doctor y al equipo médico. Tal vez usted tenga algún problema de salud que no le permita recibir un transplante o que aumente las posibilidades de que el transplante no funcione. En este caso, su doctor se lo comunicará. Si usted es un buen candidato para recibir un transplante de riñón, su trabajador social lo ayudará a comunicarse con algún programa local de transplantes.

¿De dónde viene el riñón donado?

Existen tres maneras de recibir un riñón para el transplante:

  • El riñón de donante vivo familiar es aquel que proviene de hermanos, padres, tíos o primos.
  • El riñón de donante vivo no familiar es aquel que proviene de esposos, amigos u otros parientes políticos.
  • El riñón de donante fallecido (cadáver) es aquel que proviene de una persona que ha fallecido recientemente y ha expresado su deseo de donar sus órganos después de su muerte.

Sólo se necesita un riñón para el transplante, ya que una persona puede vivir saludablemente con sólo un riñón funcionando.

El equipo de transplantes le realizará una serie de análisis de sangre a usted y al posible donante para ver cuál es su tipo de sangre y de tejidos. Este procedimiento se denomina “tipificación de tejidos y compatibilidad cruzada”. Esta información permite saber si su sistema inmunológico aceptará o rechazará al nuevo riñón. Si los tipos de sangre y tejidos no son compatibles, no podrá realizarse el transplante y deberá buscarse otro riñón. También hay otros estudios que deben realizarse antes de recibir un transplante de riñón. El equipo de transplantes le informará sobre los mismos y, de ser necesario, coordinará un horario para llevarlos a cabo. Si se encuentra un riñón compatible, se programará la operación.

¿Donar un riñón es peligroso para la salud del donante vivo?

Si un miembro de su familia o un amigo ofrece donarle un riñón, dicha persona deberá realizar (además de las pruebas de compatibilidad del riñón) un examen médico completo para asegurarse de que donar un riñón no afectará su salud. Además, le realizarán una prueba psicológica.

A través de los años se han logrado grandes avances en la extracción y transplante de riñones. Sin embargo, toda operación implica un riesgo para usted y para el donante vivo. Su doctor y el equipo médico le informarán tanto a usted como al donante cuáles son los riesgos de la operación. Usted puede utilizar esta información para poder tomar una decisión.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de recibir un riñón de un donante vivo?

Transplante de Riñón – Donante Vivo

Ventajas

Desventajas

Tiene más probabilidades de éxito en el largo plazo que con un donante fallecido.

Aunque se han hecho grandes avances que aceleran el tiempo de recuperación, donar un riñón es una operación de importancia. El donante vivo necesitará un cierto tiempo de recuperación antes de poder volver a trabajar y a sus actividades normales.

No tiene que esperar a realizar el transplante, como ocurre con un donante fallecido. Una vez que se encuentra un riñón compatible se puede programar la operación cuando le convenga a ambos.

Puede resultar muy difícil pedirle a otros que le donen un riñón... y tal vez digan que no. Siempre tenga en cuenta que si le niegan un riñón no significa que la persona no lo quiere. Nadie le debe un riñón a usted.

El donante se sentirá muy bien por poder ayudarlo a usted a sentirse mejor y evitar la diálisis. La donación también los unirá más.

El donante tal vez tenga que estar varias semanas sin trabajar y perder ingresos que podría haber tenido, o renunciar a sus vacaciones, o utilizar su licencia por enfermedad para someterse a la operación.

 

Si el riñón transplantado no funciona o falla después de la operación, tanto usted como el donante tal vez se sientan muy mal por mucho tiempo.


Si no encuentro un donante vivo ¿cómo es el procedimiento con donantes fallecidos?

Para poder realizarse un transplante de donante fallecido, usted ingresará en una lista de espera para recibir un riñón en un hospital de transplantes. El tiempo de espera puede oscilar entre algunos meses y varios años. Cuando un riñón se encuentra disponible, cada paciente de la lista que tenga compatibilidad de sangre se somete a una prueba de compatibilidad de tejidos, que se realiza utilizando una muestra de sangre que se encuentra en el hospital.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de recibir un riñón de un donante fallecido?

Transplante de Riñón – Donante Fallecido (Cadáver)

Ventajas

Desventajas

Los avances tecnológicos han dado grandes resultados en la donación de riñones de personas fallecidas. Es una buena opción si usted no consigue un donante vivo compatible.

Debido a que no hay tantos riñones de donantes fallecidos como pacientes que los necesitan, tal vez usted tenga que esperar meses y hasta años hasta encontrar un riñón compatible. Durante este tiempo, usted deberá realizarse diálisis.

No tiene que pedirle a sus familiares o amigos que le donen un riñón y evita el riesgo de que le digan que no.

 

Evita que sus familiares o amigos pasen por una operación de importancia y un tiempo de recuperación.

 

No se tiene que preocupar de cómo se sentirá el donante si el riñón no funciona.

 

¿Qué es el rechazo?

La función de su sistema inmunológico es protegerlo de cualquier cosa que invada su organismo y lo enferme. A veces, el sistema inmunológico actuará como si el nuevo riñón fuera un invasor del cual hay que deshacerse. El rechazo se da cuando su sistema inmunológico ataca al nuevo riñón.

A fin de minimizar el riesgo de rechazo, usted deberá tomar inmunodepresores todos los días mientras funcione su riñón transplantado. Estos costosos medicamentos tal vez lo hagan más propenso a contraer infecciones, diabetes y algunos tipos de cáncer, y pueden tener otros efectos secundarios, tales como aumento de peso, crecimiento del cabello y debilitamiento de los huesos. Su doctor le informará sobre estos problemas y le dirá cómo reconocer los signos de rechazo e infección. Usted deberá visitar al equipo médico con regularidad para verificar el funcionamiento del riñón y los efectos de los fármacos.

¿Cuánto dura el riñón transplantado?

El tiempo que dure el riñón transplantado puede variar. Muchas personas viven bien con un riñón transplantado por años o aún décadas antes de que deje de funcionar bien. En la actualidad, en los EE.UU., el 88,4% de los riñones de donante fallecido sobreviven un año, y el 66,5% sobrevive 5 años. En cuanto a los riñones de donante vivo, el 94,4% sobrevive un año, y el 78,7% sobrevive 5 años (según datos de la institución UNOS).

Si le realizan un transplante y el riñón falla, necesitará un nuevo riñón o diálisis. Usted puede aumentar las posibilidades de que el nuevo riñón funcione bien por más tiempo si sigue las indicaciones de su doctor en cuanto a los cambios que deberá realizar en su dieta y estilo de vida, así como también si toma todos los medicamentos según se los prescriba su doctor.

¿Cómo cambia la vida después de un transplante de riñón?

Para muchas personas, la vida después de un transplante de riñón es muy similar a su vida antes de que fallaran sus riñones, aunque existen algunas diferencias. Usted deberá tomar una serie de medicamentos muy costosos todos los días, los cuales pueden tener efectos secundarios. También deberá restringir las comidas saladas y las grasas en su dieta. El equipo médico lo ayudará a seguir una dieta saludable. Si usted realizó hemodiálisis antes del transplante, su nueva dieta seguramente será menos restrictiva.

Sin embargo, debe recordar que el transplante no es una cura, sino un tratamiento continuo de su insuficiencia renal. Usted debe permanecer en contacto con el equipo médico y seguir sus consejos para mantenerse saludable y verificar que su riñón funcione bien.

 
Desarollado por RPnegocios @fundación Baquero todos los derechos reservados